+52 55 45 98 86 56
55 56 71 86 88
informes@barradecomercio.org.mx

Trabajo remoto e híbrido en el sector logístico

Facilitando el mundo de los Negocios Internacionales

Trabajo remoto e híbrido en el sector logístico

A más de dos años del inicio de la pandemia, las formas de trabajo han cambiado radicalmente. Gracias a la tecnología, las empresas han logrado perpetuar modelos híbridos o completamente digitales que hacen más efectivas las operaciones, relaciones y formas de trabajo. El sector logístico no ha sido la excepción y, como una de las industrias que mejor ha entendido cómo la tecnología innova sus operaciones, también ha incorporado una nueva visión sobre su cultura laboral.
Estos esquemas híbridos de colaboración en los que se realizan trabajos desde el hogar y en la oficina, en determinados días, ha planteado una diferencia notoria en la forma en que se lidera a los grupos de colaboradores dentro de las empresas.
Y es que las exigencias de los colaboradores han cambiado: de acuerdo con datos de OCC Mundial, el 69% de los mexicanos prefiere un esquema laboral híbrido, en contraste con el 21% que prefiere únicamente home office y otro 10% que busca regresar al trabajo presencial en oficinas, una minoría que visibiliza no sólo la evolución del trabajo, sino también de las necesidades del trabajador.
La anterior cifra empata con un dato destacable de la encuesta “El Futuro del Trabajo en Logística”, realizada entre sus colaboradores en 2021 por el gigante del sector, DHL, en la que se da cuenta que un 60% de los trabajadores de esta empresa global desea laborar de forma remota al menos una vez a la semana.
En un análisis un tanto más catastrófico, el profesor de Administración de la Escuela de Negocios de la Universidad de Texas, Anthony Klotz, destacó un fenómeno llamado “La Gran Renuncia”; ubicó que cerca de 12 millones de personas renunciaron a sus empleos entre marzo y julio de 2021, fechas en las que se comenzaba a regresar a los espacios físicos de trabajo. El también psicólogo señaló que estas bajas son consecuencia del impacto a la salud mental de los colaboradores, el cual se generó por el confinamiento.
Si bien esta situación impacta a todas las empresas, hay organizaciones que han logrado adaptarse a estos modelos y evolucionar de forma rápida; por ejemplo, las empresas que hacen uso intensivo de las Tecnologías de la Información y la comunicación para vender sus productos o servicios, pues han podido adaptar mejor sus conceptos a un ambiente laboral que ronda entre la interacción digital y la presencial.

En específico, en la última milla

La tendencia apunta a utilizar aplicaciones web para la administración de mensajeros de última milla, el uso de Inteligencia Artificial para generar las mejores rutas de traslado de bienes y líneas de comunicación directa entre los operadores logísticos y las cabinas de operación.
Así, los operadores logísticos y mensajeros de última milla obtienen soluciones de autogestión y protección que mejoran sus tiempos de entrega y su calidad laboral, aún con el nulo o extremadamente reducido contacto con otros colaboradores.
Este tipo de empresas que han aprovechado la pandemia para trasladar sus procesos de venta o renta de productos y servicios a Internet, han logrado establecer equipos descentralizados que cuentan con la capacidad de realizar labores en conjunto desde distintas partes del mundo, haciendo uso de espacios que pueden ser híbridos o bien, únicamente digitales.
A este fortalecimiento de puestos se han sumado esquemas de trabajo basados en estrategias de externalización de producción como el nearshoring. Por la posición geográficamente estratégica y un contexto histórico de formación de personal especializado, México cuenta con alto potencial para la proliferación de especialistas en temas tecnológicos, mismos que son contratados en el extranjero para operar fuera de sus países y en condiciones laborales propias de dichos países.
Al pensar en las cadenas de suministro, identificamos que el tema no solo se centra en la capacidad de adquirir suministros, sino también de garantizar que la red de empresas con las que realizan negocios tenga también la capacidad de continuar con sus operaciones.
Para dar soporte a todo esto, la resiliencia financiera y el financiamiento jugarán un papel vital. Para facilitar poner en marcha nuevas iniciativas de trabajo, tener estabilidad financiera se convierte en una ventaja competitiva de tu empresa y un recurso para blindarte ante la crisis o cambios impredecibles respecto a nuevas formas de trabajar o colaborar.
 

Déjanos tus comentarios o sugerencias

Cursos disponibles