Contracción económica de la EUROZONA


Ninguna economía en el mundo es implacable contra los efectos de la crisis o una mala administración macroeconómica. Este martes los indicadores económicos indican que la llamada eurozona sigue contrayéndose, y la percepción del consumidor señala que existe preocupación sobre una posible recesión.
La suma del Producto Interno Bruto de los 17 países que integran la zona, definida por el uso del euro, cayó en 0,2% en el último trimestre, por lo que los líderes europeos intentan evitar una nueva recesión general, mientras que aumenta la preocupación por la crisis de la deuda.
La falta de crecimiento vuelve más difícil el manejo de las cuentas para países que tienen dificultades financieras, como España.Los bancos españoles han sido beneficiados con un plan de ayuda comunitario, pero si la deuda pública se sale de control algunos temen que podría ser necesario un nuevo paquete de rescate.

www.barradecomercio.org

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *