SE ve inviable quitar beneficios de Immex



De las 100 más grandes exportadoras de México, 98% usa los beneficios que en materia logística, aduanal y de comercio exterior brinda el programa Immex, un esquema de excepción que la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) recomendó quitar.
Dentro del centenar de las primeras empresas exportadoras, 87 tienen programas Immex; otras 11 son Pemex y subsidiarias o compañías relacionadas con empresas Immex (comercializadoras o de logística). Y sólo dos de las compañías restantes no tienen vínculos con ese esquema.
“Esto significa que la operación del comercio exterior al día de hoy no podría entenderse en el sector de manufactura, sino a través de Immex”, comentó Juan Díaz Mazadiego, director de Comercio Exterior de la Secretaría de Economía (SE).
Las empresas inscritas no pagan el impuesto general de importación, el Impuesto al Valor Agregado ni, en su caso, las cuotas compensatorias, a la vez que da facilidades, como hacer un solo trámite para el conjunto de exportaciones durante un mes, por ejemplo.
Estas concesiones se otorgan a compañías que registran anualmente ventas al exterior por un valor superior a 500,000 dólares, o que alcancen exportaciones cuando menos por 10% de su facturación total.
De acuerdo con la consultoría Iqom, 90 empresas concentran 56% de las exportaciones mexicanas: 38 de ellas registran ventas externas por más de 1,000 millones de dólares y las restantes 52 en un rango de entre 500 y 999 millones de dólares anuales.
“Inversiones importantes que están llegando a nuestro país dan por descontado el llegar a través de un programa Immex, por las facilidades que les ofrece el esquema”, agregó Mazadiego.
En enero pasado, la OCDE presentó una serie de sugerencias a Peña Nieto, entre las que incluye la desaparición del régimen de maquilas, creado en 1966. “El régimen de las maquiladoras (Immex) debe delimitarse y evaluarse, ya que es probable que algunas de las concesiones fiscales sean ya en exceso generosas”, aconsejó la OCDE.
Pero la Secretaría de Economía consideró que el programa Immex, con el cual se permiten importaciones temporales a exportadores de productos o servicios, es una “excelente manera de acompañar la inversión en México”.
Luis Aguirre, presidente del Consejo Nacional de la Industria Maquiladora y Manufacturera de Exportación, dijo que políticas públicas o la reforma hacendaria pueden detener al principal motor de desarrollo industrial en México.

Fuente: El Economista



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *