Continúa discriminación contra el atún mexicano en Estados Unidos.

Continúa discriminación contra el atún mexicano en Estados Unidos.

Continúa discriminación contra el atún mexicano en Estados Unidos.

En el 2012 las exportaciones de atún mexicano a Estados Unidos tuvieron un alza sin precedentes: su valor pasó de 298 dólares en el 2011 a un millón 45 mil 278 un año después, de acuerdo con cifras de la Secretaría de Economía (SE).

Esto se dio gracias a un fallo a su favor de la Organización Mundial de Comercio (OMC).

Sin embargo, lo que pintaba para ser un océano de oportunidades se convirtió en un nado contra corriente, pues el boicot que la Organización No Gubernamental Earth Island aún mantiene hacia el atún mexicano propició que las ventas a Estados Unidos cayeran en el 2013 a 121 mil 259 dólares.

¿Por qué?, pues porque Earth Island tiene la exclusividad de otorgar el sello Dolphin Safe -que certifica la protección a los delfines- a todo atún que se comercialice en Estados Unidos.

Rubén Velázquez, director comercial de Grupo Pinsa, empresa que maneja las marcas Dolores y Mazatún, explicó que como las técnicas mexicanas de pesca de atún difieren de las que certifica Earth Island, ésta se ha encargado de hacer campaña entre los grandes supermercados para que no compren el producto mexicano.

Ello a pesar de que el propio Gobierno estadounidense avaló las técnicas de pesca y la OMC ha solicitado la apertura, aseguró.

Velázquez explicó que todas las empresas mexicanas dedicadas a la pesca de atún llevan un observador a bordo que certifica la operación.

Parte del proceso de pesca, añadió, también incluye el monitoreo para detectar que si algún delfín queda atrapado en las redes, puedan liberarlo.

“Aunque es legal vender atún en lata en cualquier comercio de Estados Unidos, el atún mexicano sigue recibiendo un trato discriminatorio.”

“Y por esta razón el atún mexicano tampoco ha podido entrar a Europa, donde también piden ese sello”, lamentó.
En este mes, la SE informó que México inició el 14 de noviembre un arbitraje de cumplimiento ante la OMC en contra de las modificaciones administrativas que Estados Unidos adoptó en junio del 2013, en virtud de que éstas no atienden el fallo sobre los requisitos de etiquetado “dolphin safe”, al no eliminar los aspectos discriminatorios.

BNCE logo 190x60

www.barradecomercio.org.mx

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *